La Viña del Señor

… la viña del Señor de los ejércitos
es la casa de Israel,
y los hombres de Judá son su plantación preferida.

Tanto en la primera lectura de Isaías en el Antiguo Testamento, como en el salmo y en el Evangelio de San Mateo,

La viña del Señor es la casa de Israel

Nosotros somos la viña del Señor.   Dios esta haciéndonos a juzgar a nosotros mismos. En el Evangelio, Jesús les pregunta a los sumos sacerdotes y ancianos del Templo en Jerusalén,

Ahora, díganme: cuando vuelva el dueño del viñedo, ¿qué hará con esos viñadores?”

Aun que se trata de ellos mismos, los sacerdotes del Templo juzgan severamente a los malos viñadores de la parábola de Jesús, por matar y mal tratar a los mandado por el dueño del viñedo. Así, poco después, los mismos sacerdotes y ancianos van a maltratar a Jesús, y también matarlo en la Cruz, como hicieron sus padres cuando mataron a los profetas mandados por Dios en tiempos anteriores.

¿Cuál es el mensaje para nosotros hoy? Primero, reconocer que somos nosotros los viñadores del viñedo, que es nuestra Iglesia y comunidad, y hay que cuidarlo y cultivarlo.

Yo quisiera sugerir que comenzamos con nuestras propias familias. Padres, su familia es su viñedo. Su matrimonio debe ser el Sacramento de la Iglesia, con preparación y bendición de la Iglesia. ¡No acepten a la Unión Libre! Ni para Uds., ni para sus niños. La Unión Libre ¡No es Unión! Falta compromiso. ¡No es libre! Es mentira. ¡Bauticen a sus hijos! Y prepárenles para sus Sacramentos. Prepárenles para su primera Comunión y Confirmación.

Conozcan la voluntad de Dios y los Mandamientos de Dios, y ensénenlos a sus hijos. Todos Uds. tienen copias de los Mandamientos en sus asientos. Véanlos. Conózcanlos. Los pueden ensenar con su ejemplo, con su Matrimonio. El Mandamiento numero Seis es, “No cometas adulterio. Ensenan con su propio ejemplo el Mandamiento numero Tres, “Santifican el Séptimo Día”, el Domingo, “El Día del Señor”. No falten la Santa Misa. Comulguen cada vez que pueden.

Tenemos también que prepararles y ayudarles para la vida, especialmente como a desarrollarse sanamente a aprender e entender su sexualidad. Lamentablemente muchos padres no lo hacen. No saben la información Católica o no quieren hablarla con sus hijos. Como consecuencia sus propias viñedos resultan con uvas agrias, consecuencias difíciles para nuestros hijos e hijas. Pocas cosas son tan desastrosas como la sexualidad mal formada y mal vivida. De la mal formación viene la Unión Libre, nacimientos de niños fuera del matrimonio, abortos, muchachos mal criados, etc.

Muchos tienen en común una mala formación del valor y dignidad de la vida en familia. Los frutos que resulta incluyen uvas agrias como abusos, embarazos entre muchachos y muchachas demasiados jóvenes, enojos, divorcio, violencia, abortos, etc. En estas ambientes no crece la fe, sino la desesperanza y el cinismo.

Existe una solución? Si! La solución es la formación con buena educación y buena comunicación. Primero, conocen la Voluntad de Dios. Aprenden sus Mandamientos. Y ensénenlos a sus hijos.

Hace tres años lanzábamos “La Feria Pro-Vida/Pro-Familia” para apoyar a las familias. Esta Feria fue concebida con la colaboración de Centro de Vida Juan Pablo II aquí en Austin. El Centro de Vida Juan Pablo II es un centro para información sobre la vida y el sexo, la fertilidad y también ofrece una clínica para mujeres, una clínica completa con sonogramas y estudios médicos, dirigidos por unos médicos obstetras, médicos de mujeres, médicos Católicos. Este domingo (hoy), tenemos la tercer Fiesta Pro-Vida/Pro-Familia, en la Cafetería de la escuela, desde la 9am hasta las 4:30pm.

Les urjo padres, que bajen a la cafetería con sus familias. Allí van a encontrar exhibiciones de todas las agencias de Pro-Vida y Pro-Familia en centro de Texas, incluyendo al Centro Juan Pablo II, Texas Alliance for Life, Seton Hospital, Catholic Charities y Proyecto Gabriel, Boy Scouts, Cub Scouts, Girl Scouts, etc. El Movimiento Familiar Cristiano van estar ofreciendo tacos y bebidas. El Dr. Kalamarides de Vitae Clinic va a demostrar sonogramas de madres embarazadas y imágenes de sus bebes vivos en sus vientres. Les urjo participar e informarse.

Su familia es su viñedo. Hay que formarles en la Fe y a conocer la Voluntad de Dios. Hay que formarles para la vida, con valores dignos de vida y valores de su Fe.